DIA DE LA TUBERCULOSIS, DOMINGO 24

Hoy, día 24 de marzo, está dedicado a la “tuberculosis”. Apenas se habla de esta enfermedad que en tiempos pasados mató a muchas personas. Es una enfermedad pulmonar causada por una bacteria y se contagia por minúsculas gotitas provenientes de la tos o estornudo de una persona infectada, aunque se tienen que dar ciertas condiciones para que estas partículas sean un verdadero peligro. Puede permanecer inactiva y latente por muchos años o por toda la vida, excepto que el sistema inmunitario decaiga por la vejez u otras enfermedades debilitantes como SIDA. También aumenta entre personas sin hogar por la pobreza y nutrición inadecuada o escasa, por eso prolifera entre grupos sociales más pobres, principalmente en  Asia y África como continentes.

Un tercio de la población mundial están infectados por la enfermedad y mueren  en el mundo una persona cada 23 segundos, una de las tres primeras causas de muerte junto con el sida y la malaria.

Actualmente en España y también Portugal se da el doble de casos de tuberculosis que en el resto de Europa Occidental y la mitad de los casos se dan en inmigrantes.  Según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) “se registran 10.000 nuevos casos anuales a pesar de existir programas de control de la enfermedad.” 

Solo en Cataluña se registraron  1000 casos en el 2011 de afectados aunque la cifra podría ser superior respecto a los casos no notificados. Estos datos sitúan la tuberculosis respiratoria como la tercera enfermedad de declaración obligatoria.

Galicia es la quinta comunidad de casos detectados con 432 en 2011. En proporción de habitantes, como en Cataluña.  España está en el noveno lugar de Europa continental con 15 casos por cada 100.000 habitantes.  Aunque desde el Ministerio de Sanidad se lucha una dura batalla las circunstancias adversas nos ponen en sobre aviso de esta enfermedad que amenaza a las clases pobres cada vez más pobres, sobre todo a los más de dos millones de niños mal alimentados. Esta amenaza no está lejos de nosotros… 

Euquel da Luce.


Opina

*