TRISTEZA

No tengo más tristeza que el olvido,
ni tengo más angustia que mi suerte,
y que las ansias de este cuerpo que maldigo,
lo aten los lazos de la muerte.

No hay desierto más seco que mi alma
ni ríos más vacíos que mis venas.
Solo quiero vivir, soñar despierta,
sin pensar en el mañana que encadena.

Detrás de cada verso y melodía,
escondidos en los poros de mi piel,
se ocultan los gemidos de la muerte
veneno de la áspid y amarga hiel.

Mañana es tarde, no pierdas el momento
tan solo la verdad te hace invencible
el día de ayer es tiempo irreversible
procura ser feliz a paso lento.

L.Vilches M.

Opina

*